Mastodon Twitter Instagram Youtube
Oct 2, 20

Rebelión, Autonomía y Gobierno Comunal en el Municipio Indígena de Cherán, Michoacán

An English version of this podcast and transcript can be found here.

En este episodio del podcast It’s Going Down, nuestro colaborador Scott Campbell, entrevista a Yunuen Torres, una comunera del municipio autónomo p’urhépecha de Cherán, Michoacán. Donde hace más de nueve años, el 15 de abril de 2011, sus habitantes se levantaron y sacaron de su comunidad a los talamontes vinculados a los cárteles del narcotráfico, a las autoridades municipales y a la policía. Desde entonces, crearon un gobierno comunal autónomo donde el poder político está en las manos de la comunidad y que ha sido diseñado para atender a las necesidades de los más de 20.000 habitantes de Cherán.

La conversación trata sobre el levantamiento y su contexto; cómo se formó el gobierno comunal y cómo funciona; los cambios y retos experimentados por la comunidad a lo largo de nueve años de autonomía; nos cuentan la forma en que los habitantes y autoridades de Cherán está gestionando la crisis sanitaria derivada de la pandemia de COVID-19  y nos comparten su experiencia como una luz que se enciende en medio de la oscuridad, gracias a la lucha comunitaria, y que puede servir para incentivar a otras luchas y movimientos sociales en otras geografías.

@MarGzlezValen

Las dos pistas de música incluidas en este podcast vienen de Cherán. La primera es del Colectivo Aho y la segunda compuesta por el profesor de música Mario López e interpretada por la Banda Sinfónica Infantil y Juvenil Cherán K’eri. La transcripción de la entrevista se encuentra a continuación.


Scott Campbell: Hola, bienvenidos a todas y todos. Estamos aquí hoy con Yunuen Torres, una comunera del municipio autónomo de Cherán, Michoacán, una comunidad p’urhépecha. Y hoy vamos a hablar sobre muchos temas, como el levantamiento de la comunidad, la formación de su gobierno comunal, los éxitos, los retos, cómo se están enfrentando el coronavirus, y las lecciones que la lucha de Cherán pueden ofrecer a otras luchas y movimientos que están buscando autonomía, libertad, democracia directa, y esas cosas. Y, para empezar, Yunuen, ¿te gustaría presentarte a nosotros?

Yunuen Torres: Claro. Hola todos, soy Yunuen Torres Ascencio, una comunera del barrio segundo de Cherán, Michoacán. Pues, estamos acá, colaborando con Uds.

SC: Y muchísimas gracias por su tiempo y por estar aquí con nosotros. Vale la pena mencionar que tuve la oportunidad de conocer a Yunuen durante el proceso de escribir un ensayo sobre Cherán por una antología que fue publicado en abril de este año por AK Press, una editorial anarquista norteamericana, que se llama Decidiendo para nosotros mismos: La promesa de la democracia directa. Y habla de varias luchas y movimientos y lugares que están practicando, experimentando con procesos de autonomía, de gobiernos comunales, democracia directa, desde Siria, Grecia, Dinamarca, Brasil, México, territorio indígena en el mal llamado Canadá y otros lugares. Solo está disponible en inglés en este momento, pero Yunuen me ayudó muchísimo en el proceso y estoy muy agradecido por todo tu ayuda. Muchísimas gracias, estoy muy emocionado que puedes estar aquí con nosotros hoy. Para empezar, ¿nos puedes decir qué pasó el 15 de abril de 2011? y ¿qué motivó la rebelión?

YT: Sí, claro que sí. Pues, Cherán, Michoacán, es un pueblo de más de 20,000 habitantes que se ubica en el corazón de la meseta p’urhépecha, en la región p’urhépecha. Y al paso de los días de 2008 aproximadamente, se comienza notar en la comunidad temas que nosotros tal vez escuchábamos en las noticias o en otros medios, pero que no eran cercanos a la comunidad. Es decir que no nos sentíamos que eso pasará en nuestros contextos. Igual que en todo México, comienza una ola de violencia y para nosotros como comunidad indígena, comienzan aparecer contextos como secuestros, extorsiones, cobros de piso, agresión a hombres y mujeres de la comunidad por parte de los talamontes. Es decir, empieza ver una deforestación de nuestros bosques de manera irracional y por gente que no era de nuestra comunidad, pero que las autoridades en ese tiempo permitían su acceso. De tal manera que había un despojo del territorio de nuestros árboles, nuestros recursos, de una manera desmedida.

Eso empezó a ser muy visible para nosotros y ya era un tema que preocupaba demasiado, pero nos tardó en estallar a su punto máximo varios años. De tal manera, que un grupo de mujeres, una madrugada del 15 de abril de 2011, un viernes por la mañana, de madrugada, un grupo de mujeres decide hacerle frente a una primera camioneta de talamontes donde llevaban madera. Entonces, lo deciden ponérseles en frente. Ellas no estaban armadas, tenían mucho coraje, y tomaron lo poco que pudieron de las calles, como piedras y palos. Ante esta acción, hubo movimiento en la comunidad y empezó a esparcir la voz al resto de los barrios de Cherán. Cherán se conforma por cuatro barrios, y donde ocurre esto es en el barrio tercero. Entonces, al paso de las horas, comienza a compartirse la información al resto de la comunidad y es donde se empieza actuar para detener la situación que ya estaba atravesándonos.

Cambia la vida en este momento para Cherán de tal manera que hubo una unidad de toda la comunidad para detener a los talamontes que desde entonces sabemos era no otra cosa más que crimen organizado. Entonces, fue enfrentarse a una de las expresiones del crimen organizado en México y poner de la parte de todos los integrantes de Cherán sus esfuerzos y su solidaridad para defender a la comunidad. Entonces, desde ahí, empieza un proceso de defensa difícil. El primer año, todo 2011, fue muy complejo desgastante, pero también ha sido un proceso que no solo es una movilización social, sino que también es algo que se ha podido acompañar de todo un proceso jurídico que buscó ante el estado, ante México, una exigencia como un reconocimiento a un pueblo originario capaz de organizarse y de proponer y responder a sus propias necesidades como municipio. Y desde ahí parte que habido muchos cambios en la organización. Se expulsa a los partidos políticos desde este momento, se desconoce a las autoridades, que era un ayuntamiento – la figura tradicional en México, y comienzan a proponerse otras formas desde un cuidado de la misma comunidad y desde sus habitantes.

SC: Es muy impresionante. Y a veces, en todos lados del mundo y también en México, vemos levantamientos, rebeliones, y todo eso, pero lo que surgió del levantamiento en Cherán fue este gobierno comunal autónomo, y como dices, también un proceso jurídico. Y ya tiene más de nueve años vigente hasta hoy. ¿Cómo era este proceso? ¿Cómo pudieron pasar de un levantamiento hacia un gobierno comunal?

YT: Cuando comienza todo en estos días de abril de 2011, también decimos nosotros que al interior comenzó un reencuentro entre los habitantes de Cherán. Un tema de unión, de conocernos entre los vecinos, cosa que anteriormente no hacíamos. Y de resistir en la calle, en las fogatas, se crean las fogatas. La fogata es este espacio que se construye alrededor del fuego, de la leña encendida, en donde generalmente nuestras casas siempre ha funcionado como el acompañante del dialogo entre las familias. Pero ahora, porque Cherán es muy frio y como este pretexto de resistir el frio de la noche, sale a las calles. Podíamos ver en cada cuadra casi de Cherán el fuego y las personas ahí, compartiendo, platicando sus preocupaciones, sus miedos, todo lo que generaba estar en un proceso así, con bastante este miedo que afortunadamente se fue transformando en esta capacidad de dialogar y de construir. Y en donde se pensó mucho en escuchar a los mayores, a los abuelos, a quienes tenían el conocimiento que acá decimos, si ellos te comparten algo ha sido porque ya lo han hecho a prueba y error y es algo que funciona. Entonces, tenemos que quedarnos a este conocimiento para poder seguir avanzando como comunidad. Entonces ahí es donde comienzan a valorarse los ejemplos que ellos tuvieron durante el trayecto de su vida, los ejemplos que daban como se organizaba la comunidad desde antes.

Porque decimos que el régimen que tiene todos los municipios mayormente en México a través de los partidos políticos, al menos para los pueblos originarios, no fue algo consultado o que se decidiera por la misma comunidad que entraron, sino fue algo que se impulsó. Se impulsó desde una mirada de afuera, no propia de los pueblos originarios indígenas en México, sino desde una concepción que venía a construir de otro lugar.

Entonces, desde ahí, se dice, bueno, ¿en qué momento se cambian estas formas que para los pueblos funcionaban? Como el que hubiera una representación a través de consejos, como órganos regulatorios de las comunidades, como gobierno comunitario. También, como la seguridad, en qué momento cae en una figura como la policía, cuando en las comunidades siempre habido rondas tradicionales, que no es otra cosa más que los voluntarios hombres y mujeres que decidían hacer guardia en los pueblos y que tenían un mecanismo propio de funcionar. Entonces, desde ahí, se piensa en por qué no retomar esas figuras que siempre habían servido a los pueblos, pero que en algún momento fueron cambiados tajantemente.

Desde ahí, se empieza a retomar estos conceptos y estas figuras, y se decide plantear como una nueva forma y una nueva realidad que Cherán estaba asumiendo desde este 2011. Entonces, desde ahí, creo que quedó una mayor claridad en que debería Cherán funcionar a través de un gobierno comunitario que figurará con la representación de la gente en los concejos y que no fuera solo en un responsable, como es en un ayuntamiento normal acá en México, que es un presidente. Acá esta figura ya no cabía y ahora se di a un Concejo Mayor, un concejo integrado por 12 personas en donde la responsabilidad recaía en muchas cabezas para que también las decisiones fueran debatidas entre muchas personas y llegar a un consenso, ya lo mejor. Y que no era como una forma tan fácil de hacer daño al pueblo, sino al contrario, a través de muchas cabezas pensantes dirigiendo un gobierno comunitario, desde ahí se pensaban en esta posibilidad de que era algo bueno para la comunidad. Entre todos tenían que tener un acuerdo y respaldado siempre por la asamblea, que la asamblea es aquellos que habitamos Cherán y que tenemos también el derecho de hacer uso de la palabra en esos espacios y que sigue siendo lo que la gente está dictando.

Entonces en este caso, el tener un gobierno comunitario sólo es una representación de lo que las y los habitantes de Cherán decidimos. Y así es como que poco a poco se fue construyendo. Tardó muchos días, muchas semanas en estar pensando en esta construcción que fue mucho desde la realidad en ese 2011, pero pensando en que de nuestras antiguas formas podían aplicarse ahora. Entonces ha sido eso, el gobierno comunitario en Cherán es una recuperación de los saberes de nuestros pueblos, pero también acoplados a las realidades que nos tocan vivir hoy en día.

SC: Hablaste un poquito sobre eso, pero ¿puedes describir brevemente de cómo está estructurado y cómo funciona el gobierno comunitario? y también, ¿qué lo distingue de las llamadas democracias representativas de los Estados Unidos o México o también hasta incluso otras comunidades indígenas que utilizan usos y costumbres?

YT:  Sí, claro. El gobierno se organiza entre nueve consejos operativos. Estos consejos operativos son el Consejo de Administración Local, que se encarga de todas las necesidades que tiene la comunidad: los espacios públicos, el alumbrado, la recolección de basura y otros servicios de espacios que tienen en común la comunidad. El Consejo Coordinador de Barrios, ellos se encargan de la relación entre la asamblea, los habitantes de Cherán, y la estructura del gobierno comunal. Ellos, su labor es esa, convocar a las asambleas, citar a la gente, tener el vínculo inmediato entre la asamblea y las autoridades. Está el Consejo de Programas Sociales. Ellos se encargan de todos aquellos recursos que vengan desde los fondos federales o estatales que se aplican a la gente que realmente lo necesite. El Consejo de Honor y Justicia es quienes tienen a cargo la seguridad de la comunidad y forma parte de ellos la ronda comunitaria, que es nuestro cuerpo de vigilancia, pero también otras cosas como protección civil y vialidad. Está el Consejo de Educación y Cultura, que se le nombra Consejo de los Asuntos Civiles, y ellos tienen que ver toda la parte educativa de la comunidad y la relación con las instituciones de educación básica hasta superior aquí dentro de la comunidad. El Consejo de los Bienes Comunales que se dedican a toda la labor del territorio, como el bosque principalmente. Y ellos tienen a su cargo las empresas comunitarias, en dónde está el vivero de la comunidad, una bloquera, el aserradero, y trabajan todo el tema de los permisos y el uso de los recursos naturales acá en Cherán. Está el Consejo de la Mujer. Ellas están totalmente a cargo de los requerimientos o programas especiales para las mujeres. Tienen a su cargo instituciones como el Centro de Desarrollo para la Mujer o la Casa de la Mujer Indígena, entonces están ahí trabajando constantemente. Y el Consejo de los Jóvenes que se encargan de todas las tareas que requiere la juventud y que a través de ellos también son los portavoces entre los jóvenes y el gobierno comunitario.

Y estos a su vez están supervisados o vinculados al trabajo directo del Concejo Mayor. El Concejo Mayor es esto: 12 personas que integran el Concejo Mayor, tres representantes por barrio. Y que ellos se encargan de la coordinación con todos los consejos operativos. De los ocho consejos operativos que hay, ellos tienen que dar seguimiento a las tareas que están realizando y llevar un acompañamiento porque son la representación que da la voz de todos ellos también con la asamblea. Es así como se estructura el funcionamiento.

También el tema central del movimiento ha sido la participación de la ronda comunitaria que está las 24 horas en nuestras entradas a la comunidad, supervisando el funcionamiento, y quién accesa o quién sale de la misma, como una medida preventiva. Y así está funcionando nuestro gobierno.

SC: Y cómo se nombran, sé que no hay elecciones en Cherán, pero cambian los cargos cada tres años, ¿no? ¿Y cómo va este proceso?

YT:  Sí, la estructura del gobierno comunitario cambia cada tres años por decisión de la propia comunidad, porque también se toma como un tema de cargos cómo se conocen en otros lugares también, en donde se participa más por el tema de colaborar de alguna manera con la comunidad. Hay un tema de compensación, que se le llama así, no sueldos, ni salarios, sino una compensación que es simbólica por el trabajo que realizan quienes participan pero que no es considerado como algo…es algo muy simbólico.

Y se cambian a través de las asambleas del barrio, y cómo les digo Cherán se conforma por cuatro barrios. En el momento que se hacen las asambleas para los nombramientos, que llamamos acá, es decir quién va a formar parte de la estructura del gobierno. Se hacen las asambleas simultáneas de tal manera que cada quien por nuestra ubicación debemos acudir a la asamblea del barrio que nos toca. En esas asambleas se propone desde la fogata quién podría desempeñar algún papel dentro de la estructura del gobierno y esta propuesta se abre públicamente, desde la fogata se propone. Y las asambleas deciden quiénes estarán ocupando qué cargos a través de filas.

Te paran en una silla y tienes que esperar cuándo esta la propuesta, por ejemplo, para algún consejo y quién será nuestro representante de barrios. Entonces ahí las propuestas se pasan al frente, se suben a una silla, y todo el resto de la gente de la asamblea nos tenemos que formar, hacer filas tras ellos y esperar hasta que se hace el conteo de cada una de las filas y se anotan en una pizarra públicamente para ver el número de respaldos, de personas que respaldan las propuestas, y de ahí quien queda con el más alto pues es lo propone. Y ya va formándose la estructura.

Esa es una función plena organizada desde la misma comunidad por voluntarios por el Consejo de Barrios, que en ese momento tiene un papel importante para realizar este tipo de asamblea, y en efecto, por ejemplo, la intervención del Instituto Electoral de Michoacán no hace otra cosa más que darse de que la asamblea está llevando cómo se acordó previamente. Es decir, ellos sólo vienen en calidad de observadores, y están al tanto de qué está pasando durante el desarrollo de la asamblea, pero no tienen ningún papel, ni pueden intervenir en absolutamente nada del desarrollo de las asambleas. Sólo vienen como observadores, y eso es todo su papel.

Al final de cuentas, cuando ya se decide quienes están para formar parte de la estructura, hace una caminata desde las asambleas hasta al centro de la comunidad y allí se ratifican de toda la comunidad quiénes son los nuevos integrantes de la estructura del gobierno comunal. Así se lleva el proceso.

SC: Muy bien, gracias. Y tuviste un cargo o estuviste en el segundo gobierno comunal, ¿no? ¿Puedes hablar un poco de tu papel? y de ¿cómo fue la experiencia para ti?

YT: Sí, claro. Bueno, recordando como son los nombramientos, creo que la experiencia para mí comienza desde ese momento. Yo no esperaba ser una propuesta de mi fogata, pero lo fui durante el desarrollo de una de esas asambleas de nombramientos. Y desde ese momento, que fue por ejemplo desde mayo de 2015, fue un gran compromiso ver a la gente de cara, quienes están en tu fila, la gente del barrio, tus vecinos, que confían en que puedes desarrollar un buen papel dentro de la estructura y que han visto algo, ¿no? Que por eso te proponen, y que darte cuenta que la gente siempre está observando lo que hacemos y cómo actuamos.

Fue muy impactante para mí, pero también sabía que era un tema de mucha responsabilidad. Entregarte a la comunidad durante tres años desde el momento en que estaban ahí haciendo la propuesta es mucha responsabilidad. Incluso sientes la presión y un poco el miedo, pero sabes que la gente lo hace también por algo. Entonces no queda de otra más que aceptar, porque es una encomienda desde la gente del pueblo y no es tan fácil negarte también. Si tú llegarás a negarte, por ejemplo, tendrían que ser con argumentos muy fuertes para decir porque no podrías desempeñar algo que la asamblea te está encomendando.

Entonces desde ahí fue aparte curioso, porque Cherán tarda más de tres años, de 2011 a 2015, en pensar en una participación de los jóvenes como tal. Es decir, durante el levantamiento, en los momentos de acción, la presencia de los jóvenes estuvo muy firme y fuerte, llevando todo el tema de comunicación al interior y al exterior, por tal vez la cercanía más a las redes sociales o a los medios de información, pero fue la tarea a que desempeñamos los jóvenes desde 2011. Pero en la estructura del gobierno como tal que aparece en 2011, no había claramente dentro de la estructura del gobierno la representación de los jóvenes. Este consejo se propone hasta 2015, en donde ya la misma asamblea decide que era un espacio necesario porque Cherán estaba presumiendo de que todas las voces serán escuchadas, pero no había un espacio certero de las mujeres y de los jóvenes. Entonces, en la convocatoria del 2015, entra el Consejo de la Mujer y el Consejo de los Jóvenes.

Y a mí me toca quedar en el Consejo de los Jóvenes, que era nuevo, no era como todos los demás. Por ejemplo, el primer mes que teníamos que presentarnos, que fue durante todo agosto, todo el mundo hizo algo llamado una entrega-recepción, que cada consejo les explicaba las funciones a los que iban a entrar y todas las tareas de las que se tenían que encargar. Y eso fue durante todo un mes. Pero para nosotros como Consejo de Jóvenes eso no existió, porque no había un consejo. Entonces era como construir desde nosotros una propuesta para defender la voz y el espacio que se estaba dando, y que también fue mucho tiempo exigido desde la voz de los jóvenes desde que inició el movimiento. Entonces fue un reto, primero conocer a los compañeros que estaríamos integrando este consejo que no nos conocíamos, y desde ahí comenzar a trabajar en como estar mocionando a las necesidades para los jóvenes.

También pasó algo curioso con eso que cuando entremos en funciones, propusimos desde la asamblea, dimos a conocer nuestro plan de trabajo, las responsabilidades que estábamos pidiendo y demás. Pero también por ser la parte de joven dentro de este gobierno, éramos los que tenemos la voz rebelde, más a flor de piel. Entonces, desde ahí también el tema de que como se arma esta relación intergeneracional, no era tan fácil. Cómo nuestras propuestas y lo que nosotros queríamos desarrollar al interior no era tan sencillo, no era tan sencillo hablarlo con los grandes y de repente hubo muchos episodios internos que tuvimos que defender la voz de los jóvenes y a cerrarnos también a lo que nosotros como jóvenes creíamos, que tendríamos que hacer. Entonces hubo esta, la rebeldía dentro de la propia rebeldía por parte de la juventud y eso fue el papel que nos tocó hacer.

También, creo que seguimos llevando este papel de comunicar hacia afuera, por eso a nosotros nos tocó tener un poco más esa relación con otros lugares, con otros sitios, con quiénes visitaban, porque ellos creían que no teníamos tantas responsabilidades como familias o estar casados, entonces era más fácil que nos encomendaron esas tareas y las desarrollamos. Entonces tuvimos la oportunidad de conocer durante este periodo de que estuvimos de 2015 a 2018, muchos lugares, experiencias, compartir, y ser un poco los portavoces de la misma comunidad hacia otros espacios. Es algo que nos dejó el consejo y que seguimos desarrollando en diferentes escalas cada uno de nosotros, y desde ahí ha sido como este trabajo.

Pero sí, llevó mucho hacer esta voz que hacía ruido al mismo interior, cuando algo de que no estábamos de acuerdo teníamos que gritarlo. No eran veces tan bien visto, pero creo que siempre se llevó el diálogo y a lo mejor, solución. Y también como el tener esta convicción de lo que la gente te está dando como una tarea, pues se defiende desde las mismas personas que integramos los consejos. Eso me dejó.

SC: Muy bien, gracias. Hablaste cómo era el proceso de este nueve años desde el inicio del levantamiento y como las discusiones y pláticas y asambleas y todo como un proceso de reencuentro. ¿Cómo es la vida diaria hoy – como al nivel comunitario e individual – diferente ahora que antes del 2011?

YT: Es muy diferente. Nosotros nos ha tocado vivir todo este cambio ya por más de nueve años, y creo que hay en todos los que habitamos Cherán un cambio significativo en nuestras formas de vivir y de compartir con los demás, de hacer comunidad, decimos acá. Por ejemplo, hablando desde los vecinos, quienes habitamos cada una de las calles en Cherán, hubo este reencuentro.

Cherán tenía una realidad muy físil previo a 2011, en donde había muchos conflictos – incluso entre familias – por pertenecer a un partido político u otro. Había diferencias. Y de tal magnitud de esas diferencias que había familias que no se hablaban, que tenían como estas diferencias de ideologías políticas muy marcadas, pero de esta ideología a través de los partidos políticos. Con unas diferencias así tremendas de tal manera que Cherán tuvo episodios muy fuertes, incluso de enfrentamientos con armas, de muertos, de heridos; hablamos de una sociedad fragmentada tremendamente.

A partir del levantamiento, sí notamos esta reconciliación entre familias, este cambio en cada uno de nosotros por volver a que nos preocupar a las cosas en común, que era la vida en comunidad, y desde ahí hay un cambio tremendo. Para los jóvenes, por ejemplo, ha significado que anteriormente y sinceramente nosotros siempre lo hemos dicho, “no teníamos ningún interés en algún partido político” porque veíamos que para ellos sólo somos estadísticas o números que te puedan sumar y decir a si te alias a tal o cual partido, a ellos les significa una entrada de más fondos para su partido, sus programas, o lo que lo prometen. Para los jóvenes, era como sentirnos utilizados, que todo el mundo estuviera esperando ser mayor de edad para reclutarte a esos partidos que tú ni siquiera querías y ni siquiera nos interesaba la forma en que se organizaba un ayuntamiento, cómo funcionaba. Yo hasta la fecha, lo decimos con muchos compañeros, ni claro lo tenemos. Yo no sé, aparte de la figura del presidente, qué tanto había detrás. Que eso cambia tajantemente con la estructura que ahora tenemos, y que todos los que habitamos Cherán – sea la edad que sea – tenemos conocimiento de cómo está funcionando, cómo se ha construido un gobierno comunitario y desde donde parte, cuál es el proceso, cuáles son los funciones, cuáles son los consejos, las comisiones, y lo tenemos muy claro. Entonces para empezar para nosotros eso es algo que ha cambiado mucho.

El que tú también camines de nuevo con seguridad en las calles, creo que es otro de los beneficios de vivir en Cherán. Eso ya no pasaba, eso anteriormente si tú salías y algo te pasaba a las 8 o 9 de la noche, era tu culpa porque andabas a esa hora en la calle. Sea cómo asumiendo que uno mismo era responsable por salir a un pueblo, a sus calles, en dónde ya ni siquiera te sentías cómodo y ahora es todo lo contrario. Sabemos que no nos puede pasar nada, andes a la hora que andes, sabemos que tenemos un entorno seguro. ¿Por qué? Porque todas y todos colaboramos y contribuimos a cuidar de esto.

Que justo era, creo, que un poco de la respuesta que no conteste, a la diferencia de esta democracia participativa que sí pasa en Cherán, y que quiere decir que no sólo ejercemos la democracia cuando vas y participas en un proceso de nombramientos, sino que también asumes la responsabilidad de seguir colaborando con el gobierno que tenemos. Es decir, cuando hay alguna acción fuerte en la comunidad, participamos y no asumes que es responsabilidad de quienes están al frente y que ellos tienen que resolver, sino más bien respaldas como asamblea y reconocemos también qué son tareas que nos tocan a todos. Entonces, creo que esta es la gran diferencia, que nosotros seguimos asumiendo – estemos o no dentro de los consejos o las comisiones del gobierno comunitario – asumes las tareas que también te tocan cómo habitante de Cherán. Eso creo que es algo que no todos pueden lograr y que afortunadamente acá se trabaja diaria en ello y que es parte de nuestra tarea. Sabemos que tenemos que acudir a las rondas voluntarias independientemente de que nuestra ronda esté trabajando y que también tú pones algo de tu tiempo para seguir colaborando en las tareas de la comunidad.

SC: Sí, eso es algo que me impresionó mucho, como el gobierno es como una expresión más o menos orgánica de una comunidad organizada y no sólo funciona o está encapsulada en procesos como un nombramiento o algo, pero es algo diario y también es algo en que todos participan. Y es muy diferente de lo que tenemos aquí en los Estado Unidos y supuestamente tenemos una democracia, pero ya sabemos cómo va. Como dijiste, ya Cherán tiene nueve años de autonomía y mirando hacia atrás y hacia adelante, ¿qué reflexiones tienes? y ¿qué queda por hacer?

YT: Creo que estos más de nueve años han significado también muchos retos internos, de seguir comunicándonos, de seguir dialogando y decidiendo, que a veces puede ser también un proceso desgastante pero la idea es mantenerlo. Muchas veces la gente, como lo hemos comentado, que nuestras asambleas llegaron a durar más de cuatro horas y que siguen haciéndose ininterrumpidamente cada semana por barrio, nos llegan a decir cosas como, “No se enfadan.” Y más bien también ese es una de las tareas de cómo seguir manteniendo la comunicación y el estar muy atento de lo que la comunidad necesita para poder seguir trabajando en los retos que tenemos que solucionar.

También hay un montón de cosas que se siguen trabajando. Por ejemplo, que tengamos ahora la posibilidad de tener una organización desde nosotros mismos, proponiendo, decidiendo a través de qué mecanismos. Los tiempos que también la comunidad marca y que son muchas veces diferente a lo que se entiende desde afuera. Acá las comunidades tienen sus propios ritmos de trabajar, de decidir, y los propios mecanismos de cómo hacerlo. Entonces, lograr que Cherán haya logrado, que se le respete y se reconozca, hasta legalmente, todo este proceso que ha construido, ya es uno de los grandes alientos. Pero también nos obliga poner la mirada en muchos retos que siguen faltándonos cómo comunidad y que son brechas todavía enormes que no hemos trabajado tanto y que tal vez se han pensado poco.

Como es el tema económico, podría decirse. También cómo defender de que todo esto que te imponen el estado, hacienda, y todos los mecanismos de comprobación. O cómo, de repente, se ha luchado porque a quiénes les concesionan obras para la construcción, por ejemplo, de una calle. Se ha peleado mucho para que sean personas locales y no tenga que ser desde afuera cómo era antes. Cómo incentivamos una producción local, que es lo que se está intentando hacer con la bloquera que tenemos, que es esta construcción de adocretos que van en las calles y que se lucha también porque el consumo sea local. Entonces los retos vienen desde este proceso que tenemos pero que se tienen que seguir peleando día a día con todas estas formas que ya se han impuesto.

Entonces son ejercicios que se hacen al interior y que están también buscando respuestas a todo esto que nos falta por hacer. Hace poco tuvimos una situación con la ronda comunitaria, porque también es algo que de repente al tenerla, creímos que todo funcionaba bien porque ya está. Pero en realidad, no hemos pensado en más implicaciones en detalles de cómo se equipara y se armoniza con esta otra ley desde afuera que se aplica y cómo tendrá que abonar lo que nosotros construimos o consideramos justicia desde Cherán: ¿qué tan válido es? ¿Bajo qué proceso? Y que son estos golpes que también llegan para sacudir a la comunidad y decir bueno, no estamos cercados esos temas y tenemos que hacerlo. Y se obliga a tocarlo otra vez episodios que hemos tenido de hecho muy recientes. Entonces todos estos episodios y más nos bastan por seguir trabajándolos, dialogando y pues lograr que se consoliden estos mecanismos de encontrarse y que siguen siendo unas partes fundamentales, el tema de la justicia sigue siendo fundamental en cómo se va equiparar y relacionar y armonizar con estas otras desde afuera.

Entonces son también grandes retos, cómo de repente lo mismo que pasó con la integración del Consejo de la Mujer y el Consejo de los Jóvenes, el Plan de Cherán que se estableció desde 2011, también dejó muy en claro que estaba sujeto a cambios y que tenía que haber adaptaciones de las realidades que estamos viviendo. El mayor ejemplo, yo siempre he dicho que ha sido eso, la integración de los jóvenes y de las mujeres a estos espacios de decisión desde el gobierno comunitario. Entonces ahora también es cómo repensarlo, seguirnos manteniendo, buscando estos mecanismos de participación. Y eso es como las tareas que se van construyendo, son muchas las cosas que vivimos al interior y que decimos es un proceso que tiene también un montón de complejidades.

Cuando nos daba la sentencia a favor de Cherán, lo veíamos como unos de los máximos logros, pero también era la apertura a un montón de retos más que han sucedido en el transcurso de estos años y que todavía falta trabajar. Pero creo que lo que sí podemos decir desde acá, es que la organización tiene mucho que ver en tema de que sea así, a través del diálogo y de un espacio abierto en donde las voces puedan manifestarse. Sigue siendo nuestra forma de construcción desde acá y creo que es la única clave o el único que sigue haciendo Cherán que posibilita que las cosas sigan cambiando, que siga fortaleciéndose aun cuando muchos expertos no le habían dado ni un año de durar el proceso. Afortunadamente, llevamos más de nueve y esperamos que así siga.

SC: Muy bien. Y no sé si quieres hablar más de eso, pero mencionaste algunos hechos que pasaron en junio con la ronda comunitaria. ¿Puedes decirnos qué pasó? y ¿cómo lo está resolviendo la comunidad?

YT: Sí, claro. Sí, tuvimos un episodio que, como todo, la prensa lo ha tratado como desde el inicio. Nosotros confiamos mucho en la comunicación desde los medios alternativos y comunitarios, porque creo que desde el inicio del levantamiento son quiénes dense una palabra verdadera de lo que está pasando acá. Ahora, hace poco, tuvimos un incidente en donde se vio involucrada la ronda comunitaria de una manera muy dura y brusca. Los medios también la catalogaron cómo asumiendo que eran culpables de un asesinato de un joven de la comunidad. Pero dieron la noticia de tal manera que fue poderoso, por ejemplo, la gente de la comunidad que se empezó a enterar y que fue a través de estos medios, pues es algo muy doloroso que de deleitan así y que inculpan a una figura que ha sido crucial en todo este proceso de Cherán es algo muy duro.

Entonces fue muy complicado, doloroso de sentir eso. Pero confiando en los mecanismos de Cherán, se pudo aclarar la situación de tal manera que no fue así. Pero que sabemos que había malas intenciones a culpabilizar a la ronda de un hecho de esta magnitud. Que también sabemos perfectamente que somos humanos, hay errores, y que siempre hemos dicho que también el propio enemigo puede estar en casa. Entonces, teniendo muy en claro esto, se citó a la ronda a las asambleas, se realizaron asambleas extraordinarias diario desde que pasó hecho, y aclararon las cosas.

En efecto, hubo un joven que resultó – bueno, hay un todo un seguimiento, un proceso – pero la ronda acudió a este lugar porque lo reportaron que había el cuerpo de una persona y ellos acudieron al lugar. Lo recogen, lo trasladan al hospital, intentan ayudarlo, auxiliar y demás. Pero personas de inmediato responsabilizaron a la ronda. Entonces ya hubo todo un tema de aclaración. La ronda dijo que estaba allí para declarar públicamente como habían pasado los hechos y lo hizo de esa manera. Pero también había un miedo de parte de la ronda de volver a sus funciones a menos si estuviera respaldado por la asamblea; lo cual se hizo. Pero si llega un momento de preocupación y de sentir que están desestabilizando el proceso por algo así. Después salieron a lucir otro tipo de intereses como en el intento de acceso de drogas a la comunidad y por otras cosas que habían salido. Pero afortunadamente, se actuó a tiempo, se escuchó a la ronda, se escuchó a la otra parte, se aclararon las cosas, se le dio el respaldo a la ronda, y por eso salió de manera más fuerte la ronda voluntaria, como una manera de decir, “La ronda somos todos y estamos acá presentes.” Y estuvieron las y los habitantes de Cherán al pendiente, aunque había pasado todo este momento, pero mientras no estuvo la ronda como tal – los que están colaborando en la ronda – las barricadas estuvieron cubiertas por la misma gente que habitamos Cherán. Y esto pasó unos días, después se restableció la ronda.

Ahora hay un proceso de investigación, porque también en este de culpar a la ronda, los agredieron y encendieron las oficinas donde ellos trabajan, donde está su coordinación. Entonces ahora afortunadamente ya hay procesos para los culpables también quienes empezaron este desorden, ya hay todo un proceso de seguimiento. Ya hay gente que está detenida y gente que está asistiéndose en la investigación. Y ya como un episodio más claro. Pero cuando ocurren este tipo de hechos, sí sacuden a una comunidad entera y de nuevo viene un montón de dudas. Gente que igual no tenía toda la información empezó a especular. Los de afuera empezaron a decir, por ejemplo, que era una decepción y cosas así, porque te vas con las noticias que traen los espectaculares de medios amarillistas que te están compartiendo estas notas. Pero la realidad al interior fue muy diferente. Entonces ya afortunadamente ahora todo está tranquilo, ha vuelto a su normalidad, y bueno, sigue ahí funcionando y la ronda ya está con nosotros de vuelta.

SC: Qué bueno. Y pues cambiando el tema a la otra crisis que es la pandemia del coronavirus y ¿cómo está manejando Cherán esta pandemia? y ¿cómo ha ayudado tener un gobierno comunitario para responder a esta crisis?

YT: Sí, cuando comienza todo el tema de la pandemia, creo que la gente acá en las primeras semanas entró como con mucho miedo al escuchar las noticias o ver en las redes todo lo que se decía. Pero también desde el gobierno comunitario, desde nuestras comisiones, se empezó compartir información, al principio como que, hubo así, la gente se encerró totalmente y no había actividad en la comunidad.

Después como empieza esta necesidad de volver a salir y que ya no confiaban tanto en las noticias o en lo que estaban compartiendo y de nuevo la gente vuelve a salir a las calles. Y tal vez pensamos nosotros que esto ha pasado porque a Cherán y a los pueblos y a las comunidades de la meseta p’urhépecha, siempre los ritmos son diferentes, y hasta esto nos lo demuestra. Es decir, cuando había un tema preocupante en todas las ciudades principales de México, empezaron a tomar medidas muy puntuales, pero acá como no teníamos presencia de casos y demás, pues la gente se confió más y de tal manera que, platicábamos esto justamente, esta diferencia de casi tres meses de que acá apenas se está viendo como el punto más alto. ¿Por qué? Porque ya se presentaron muchos casos. Hubo casos porque también hay una entrada de compañeros migrantes, habitantes de Cherán que regresan y que aparte regresaban a Cherán también porque así lo tienen planeado en el transcurso de su año. Hay ciertos momentos que visitan a la comunidad y bueno, tampoco se les puede negar la entrada y todo, aunque se dieron recomendaciones, pero después de eso empieza a ver casos.

Entonces sí, se han establecido medidas sanitarias desde la ronda comunitaria, por ejemplo, también es un momento para provechar que la gente este siguiendo las indicaciones; que los negocios estén con los protocolos que la misma comunidad ha decidido; se suspendieron temporalmente las asambleas. Hay medidas que se han tomado desde acá y que, al ser decisiones desde la asamblea, pues, la gente confía en lo que se está haciendo.

También hubo disminución de los negocios que están, por ejemplo, en el centro de Cherán. El tianguis se redujo de manera impresionante. Sí hay como una preocupación actualmente por lo que estamos viviendo que acá, por ejemplo, para Michoacán apenas estamos en semáforo rojo, es decir el punto crítico de la pandemia. Entonces, acá estamos viviendo todo eso apenas con un poco de temor pues porque también es un impacto impresionante para aquellos que también están al día o que muchos empleos dependían, por ejemplo: del comercio, de estar afuera de las escuelas, eso también ha tenido implicaciones. Pero también es de repente muy confortable recordar lo que Cherán es capaz de hacer, porque las primeras medidas, incluso, se notaron más que desde el gobierno comunitario, desde la propia gente, desde la gente que estaba preocupada por llevarle alimentos a los que no podían, llevar ayudas, despensas. Hubo una gran movilización, pero desde la misma comunidad entonces ahí es donde nos vuelve a sorprender Cherán, porque dices: “la gente está ahí”. Antes de que el gobierno comunitario decretara o hiciera cualquier cosa, la gente ya estaba accionando para ayudar. Los mismos maestros de la comunidad organizaron colectas, llevaron despensas a la gente que lo necesitaba o a los que más que considera que se necesitan. Entonces había una gran movilización de muchas personas cocinando, llevando cosas, preocupadas por los demás. Y eso es lo que decimos, para nosotros eso es “hacer comunidad” que desde ahí te preocupes que no esperes a que el gobierno te proponga o te ayude resolver, sino que se accione desde los mismos que habitamos. Entonces eso ha sido pues significativo apreciar todo lo que la misma gente está haciendo y bueno pues así sigue, el tema ahí apenas va.

SC: Imagino que hay una gran diferencia entre cómo se está manejando el tema allá, en lugar que como aquí en los Estados Unidos. Y viendo las páginas de Facebook de Cherán, no veo nada de como un intento de politizar la pandemia, o como, hacer nada más que como cuidar la comunidad y que la comunidad se auto cuida. ¿Cómo ves la respuesta, es satisfactoria? ¿O hay más que hacer? ¿O crees que están en buen camino frente todo esto?

YT: Yo siento que igual, aquí, de por si conociéndolos en Cherán siempre habrá más que hacer. La gente es súper, súper critica, de cualquier cosa, incluso hasta te da miedo. Cuando nos tocó estar al frente del consejo era muy rudo porque para las personas siempre va a faltar, aunque las cosas estés haciéndolas bien, siempre, siempre, hay un detalle que falta, ¿no? Y acá es lo mismo entre todos creo que siempre hay algo más que dar, pero la comunidad lo entiende y entiende los mecanismos.

Los grandes, los abuelos, es la población que más ha costado trabajo. Porque duele el cambio de rutina, por ejemplo, prohibir el uso de espacios como la explanada comunal, cuando la gente mayor estaba acostumbrada a ir y sentarse todas las tardes, ese era su actuar, eso es lo que hacían, es un momento de platicar con sus amigos y demás. Entonces ahora que se ha restringido un poco eso. Y es lo que más cuesta porque ellos consideran como que no es algo real. Entonces es difícil con ciertos sectores de edad, pero pues están trabajando ahí las medidas igual.

Y también, sí, desde la responsabilidad de todos también tiene mucho que ver. ¿Tú cómo sales? ¿Para qué sales? ¿Cómo lo haces? Y también si es diferente por la organización de la comunidad, pero porque también afortunadamente tenemos espacios, yo diría que pasa acá con muchos amigos que hemos platicado de otros lugares o ciudades, que acá al menos tú sabes y tienes la confianza de que vas, te vas, un rato al cerro o caminas a algún lugar, no te encuentras a nadie y puedes aisladamente, al menos caminar y respirar un rato y no pasa nada porque no te encuentras a nadie en el camino. Es esa posibilidad de al menos de moverte, de cambiar, de desahogo y también esto de la sana distancia y demás, pues se ha logrado.

Sí hubo totalmente una decisión desde las asambleas, desde la misma gente, antes de que esto incrementara desde ahí se decidió que, por ejemplo, que las fiestas tradicionales se suspendieron tajantemente y fue una decisión desde de la asamblea. Entonces desde ahí, que una asamblea marque eso, no hay marcha atrás es una decisión tomada y todo mundo la tiene que acatar. Por eso ayudó muchísimo a que, por ejemplo, también no se fuera toda la carga y la tarea a nuestro gobierno comunitario, sino que la gente ya había propuesto sus maneras de prevención y cuidarnos entre todos. Entonces al menos ha respondido en este sentido y siguen respondiendo, sigue ahí encaminándose. Es difícil también porque Cherán es un lugar de paso, donde atraviesa mucha gente y además, pero les hacen las recomendaciones, aunque solo sea su cruce o si tienen paradas o además, se les está ahí recordando constantemente las medidas.

SC: Muy bien y solo tengo unas preguntas más, pero, y más o menos contestaste en todas tus respuestas anteriores. Pero además de la pandemia aquí en los Estados Unidos ha habido rebeliones desencadenadas por el asesinato policial de los afroamericanos, y por la supremacía blanca y la anti-negritud que están en el corazón de este proyecto nacional de los Estados Unidos. Y esta violencia estatal y la pandemia han revelado y exacerbado las desigualdades, injusticias y formas de opresión que estructuran nuestra sociedad y política.

En respuesta, como hemos visto, la gente y los grupos se han levantado para luchar y también se han reunido para organizar esfuerzos de apoyo mutuo para trabajar por nuestra supervivencia y bienestar colectivo sin la mediación del estado y capitalismo y las instituciones jerárquicas. Con respecto a estas luchas o lo que estás viendo dese allá y la lucha de Cherán ¿cuáles lecciones puede ofrecernos la lucha de Cherán en este momento para otras luchas? o desde tu experiencia ¿qué dirías que son factores importantes a tener en cuenta mientras nos organizamos?

YT: Muchas veces, gente que ha venido y visita de otras comunidades o de incluso medios urbanos, desde la ciudad, siempre la pregunta es: ¿cómo lo han logrado? ¿Cuáles son los pasos a seguir? Pero nosotros, creo que siempre hemos contestado que lo único que Cherán también, teniendo tanto que resolver en el día a día, a veces lo que hemos hecho no es compartir otra cosa más que un poco de nuestro tiempo para poder decir cómo acá se han construido las nuevas formas y lo que Cherán intenta construir desde el proceso autónomo. Decimos que no hay pasos establecidos, porque cada contexto es muy diferente. Creo que cada uno, cada pueblo, cada lugar viven sus realidades de manera muy propia y con sus propias complejidades. Pero definitivamente lo que pasa en muchos pueblos en Michoacán que están en la búsqueda de este proceso de autonomía, la clave no ha sido otra más que la organización.

Creo que hacer comunidad; que te preocupa un poco quién está a tu lado; los vecinos en este caso en Cherán, por ejemplo. Creo que desde ahí se puede responder mucho en lo colectivo para hacer frente a algo que nos está perjudicando. Y acá en Cherán eso ha sido la medida que nosotros utilizamos para responder a muchas cosas y que no hay otra cosa más que el asumir colectivamente las responsabilidades y las decisiones. Por una pauta muy clave que nosotros hemos seguido, que cuando se asienten algo pues se asume como comunidad. Y también cuando se falla, lo asumimos como comunidad. Entonces, creo que lo colectivo, el acompañarnos, es la única manera de responder a estos medios tan complejos que estamos viviendo, a las realidades que nos han tocado que de por sí, son, no es la mejor, son años súper duros, pero acá, no solo en Cherán, sino las otras comunidades que están en esta misma búsqueda en Michoacán nos han demostrado que a través de la organización, las cosas se pueden lograr. Y que muchas veces no hacemos otra cosa más que compartir la palabra y la propia experiencia para decir “que se puede” y que todo empieza también desde que a nosotros nos preocupe un poquito el de alado, el asumir una tarea que nos toca en colectiva y no deslindarnos de las responsabilidades, como es el caso de una participación activa que tenemos por un compromiso de ser parte de una comunidad y que no solamente le dejas la tarea o esperas a que alguien más te resuelva.

Entonces acá es lo único que podemos compartir, que yo creo que la organización, lo colectivo, este acompañamiento conjunto que tenemos, es la única medida de responder ante cualquier cosa. Y Cherán día a día nos ayudan entender un poco eso y a seguirlo construyendo, de ahí en fuera son un montón de retos que cada quien enfrenta en sus lugares, pero sin duda la colectividad es creo una de las respuestas a todos los escenarios tan duros que estamos viviendo.

SC: Muy bien. Muchas gracias. Y para los que quieren saber más, ¿tienes recomendaciones sobre dónde debería ir la gente si quiere saber más sobre Cherán o mantenerse corriente sobre la comunidad o/y su lucha?

YT: Sí. Está una página desde la estructura del gobierno comunal que es http://www.concejomayor.gob.mx. También está la página web de Radio Fogata que es www.radiofogata.org que es el medio que también surge desde la propuesta de los jóvenes para acompañar el movimiento. Y que, al igual, que el movimiento tiene nueve años, la radio también lleva más de nueve años trabajando ininterrumpidamente. Entonces creo que igual esas referencias podrían ser. Ahí hay algunas de las publicaciones respecto a Cherán que han salido, por ejemplo, de manera de descarga libre. Como lo es el libro de Cherán. 5 años de autonomía o algunos otros textos que tienen que ver con Cherán. También está otra página, que es kejtsitani.wordpress.com. Y ahí están. Creo que estos pueden ser.

SC: Muy bien. Vamos a poner estos enlaces en la descripción del programa. ¿Hay algo más que quieres añadir? o ¿algo que no hemos hablado que crees es importante decir?

YT: Solo recalcar tal vez que Cherán ha iniciado y ha hecho lo que ha hecho por también algo que es importante, que creo que hoy en día este año 2020, no los recuerda de manera instintiva, que ha sido la lucha por el territorio. Que nosotros hemos dicho que en Cherán la lucha por el territorio es la “lucha por la vida” y la “lucha por la vida” incluye a estos bosques que nos dan la vida y a todo el tema de nuestros recursos naturales que están brutalmente estamos destrozando. Y que acá ese ha sido el miedo de trastocar tanto de la naturaleza que ahora pasa esto que está pasando por tanto daño que hemos hecho. Y que acá ha sido importante la defensa del bosque porque a través de ello se defiende a quienes lo habitamos también y a quienes estamos compartiendo y que en algún momento más bien nos hemos visto como alguien que intenta apoderarse de todo esto cuando no entendemos que nosotros somos parte de lo mismo y que debemos protegerlo y que afortunadamente acá da gusto decir que desde de los más pequeños, se cuida al bosque. Se trata de volverla a nutrir un poco desde los más pequeños hasta los más grandes y que creo que es la enseñanza de tenerle respecto que debe al territorio, pues es lo que nos hace también seguir entendiendo el propio proceso que Cherán tiene.

SC: Perfecto. Creo que es todo. Y muchísimas gracias por estar con nosotros y compartir tu tiempo y experiencia y todo eso. Muchísimas gracias, Yunuen.

YT: Por nada.

While you’re here, we need your support. To continue running the website, we need support from community members like you. Will you support It’s Going Down, and help build independent media?...so donate?

Share This:

It's Going Down

It’s Going Down is a digital community center from anarchist, anti-fascist, autonomous anti-capitalist and anti-colonial movements. Our mission is to provide a resilient platform to publicize and promote revolutionary theory and action.

More Like This